Noticias NOTICIAS

Esta mañana los pasajeros de Metro volvieron a viajar con #TodaLaRed disponible

25/9/2020

Imagen

• Con la reapertura Trinidad y Protectora de la Infancia, las últimas dos estaciones de Línea 4 que faltaban por habilitar, el tren subterráneo cumplió el compromiso con sus vecinos de poner en servicio toda la red antes que concluyera este año.

• Sin embargo, aún continuarán trabajos en algunos equipamientos de las estaciones que requieren un tiempo de reparación mayor, como ascensores y escaleras mecánicas para los pasajeros con movilidad reducida.

SANTIAGO, viernes 25 de septiembre de 2020 – Esta mañana la cuenta de Twitter de Metro volvió a anunciar #TodaLaRed disponible, los semáforos de sus pantallas retomaron el color verde y los vecinos de La Florida y Puente Alto nuevamente comenzaron a utilizar las estaciones Trinidad y Protectora de la Infancia, las últimas dos que faltaban por retomar el servicio de Línea 4.

Con estas dos reaperturas, Metro concluyó la tercera y última fase del proceso de reconstrucción de las estaciones que fueron dañadas en octubre del año pasado, habilitando las 136 estaciones del sistema, es decir, ya cuenta con el 100% de su red disponible.

"La reapertura de estas dos últimas estaciones que estaban pendientes, Trinidad en La Florida; y Protectora de la Infancia, en Puente Alto, es una muy buena noticia, y se produce cuando la comuna, una de las más pobladas del país, está avanzando al Paso 2 de Transición. Volver a contar con el 100% de las estaciones facilita y da más opciones de viaje a las personas. Esto va de la mano con las medidas de autocuidado que cada uno debe tomar, además del uso obligatorio de mascarilla, como son, por ejemplo, lavarse las manos con frecuencia y no tocarse los ojos", señaló la Ministra de Transportes y Telecomunicaciones, Gloria Hutt.
El Presidente de Metro, Louis de Grange, dijo que “hace casi un año, los vecinos de Lo Prado, de manera generosa y valiente, se acercaron a la estación San Pablo de Línea 1 con palas y escobas para ayudarnos a limpiar los escombros. Ese hito fue el inicio de la reconstrucción de las 118 estaciones que fueron dañadas en octubre del año pasado. Y ese respaldo se convirtió en el motor de partida de nuestro plan de reconstrucción. Once meses después, estamos reabriendo Trinidad y Protectora de la Infancia, las últimas dos estaciones de Línea 4 que nos quedaban para completar la red, antes que finalice este año, como nos comprometimos con la ciudad y los millones de santiaguinos”.
De Grange añadió que “queremos dar un profundo agradecimiento a los trabajadores de Metro por tanto esfuerzo y a nuestros pasajeros por su apoyo durante este tiempo; también al respaldo fundamental del Gobierno para sacar adelante la reconstrucción. Gracias a todos. Estamos felices porque una vez más podremos decir desde este viernes ‘se inicia el servicio, con toda la red operativa’”.
En cuanto al funcionamiento de ambas estaciones, los ascensores aún no estarán operativos. Lamentablemente, por el nivel de los daños y la complejidad de estas reparaciones, algunos de estos equipamientos requieren varias semanas y otros incluso meses para volver a estar en servicio. Por eso, mientras duren los trabajos, la recomendación a los pasajeros con movilidad reducida es que por favor traten de solicitar previamente asistencia al teléfono 800 540 800, para que reciban ayuda de los equipos de estaciones, o en lo posible preferir otras estaciones en que sí están en servicio.


Obras en estaciones Trinidad y Protectora de la Infancia

Los trabajos en la estación Trinidad consideró la reconstitución de aproximadamente 2.200 metros cuadrados de superficie; mientras que las obras en Protectora de la Infancia abarcaron 1.300 metros cuadrados de superficie. En ambas estaciones fue necesario reconstruir los distintos niveles, como accesos, interior de la estación, áreas técnicas y servicios.

En los accesos se volvieron a construir las boleterías, los recintos técnicos, operacionales y las salas administrativas, todas blindadas y con revestimientos no combustibles. Se restituyeron todos los sistemas: circuitos de alumbrado y fuerza, de control (sistema de torniquete entrada y salida) de comunicaciones (sonorización a pasajeros y comunicación con centro de control).

También se debieron reponer elementos sanitarios, de iluminación y de agua potable, y reparar los revestimientos. Como parte de los proyectos de arquitectura de las estaciones en reconstrucción, se incorporó un lamparón central en el nivel de la boletería. En los andenes se recuperaron los pavimentos, las luminarias, el sistema de seguridad de las cámaras y las señaléticas. Además, se reconstruyó la estructura y la cubierta de techumbre del edificio de éstas y las demás estaciones que fueron afectadas por el fuego.

Como parte del proceso de reconstrucción, se mejoraron los estándares de seguridad de ambas estaciones. Se reforzaron los accesos con portones especiales, se incorporó un nuevo sistema de monitoreo de cámaras en algunos accesos para mejorar la vigilancia en la estación y su entorno, y se instaló un sistema de protección contra incendio en la pasarela que comunica el edificio de la estación con los andenes.

Puntualmente en el caso de la estación Protectora de la Infancia, fue necesario recuperar la pasarela que comunica con el lado oriente de Vicuña Mackenna, reponiendo pavimentos, iluminación, refuerzos con malla extra resistente y portones similares a los nuevos portones de acceso de las estaciones. Adicionalmente, se reestructuró el acceso por la acera oriente de Vicuña Mackenna, aumentando su altura, reforzando los costados, y también se completó la cubierta metálica.