Historias de Metro HISTORIAS DE METRO

A un Metro del café

Café

Vienen los días fríos en Santiago y para algunos no hay mejor forma de capearlo que tomando una taza de buen café. Por eso, nos aventuramos y salimos a la calle a buscar tres lugares interesantes en Línea 1 para tomar esta bebida.

Día a día

El trayecto comienza en la estación Manquehue de Línea 1. Esta zona, conocida por su alta cantidad de oficinas, tiene guardados algunos secretos entre sus altos edificios. Uno de ellos es el Café Diario, un emblemático lugar ubicado en calle Rosario Norte #39.

"Todo comenzó hace un par de años con la idea de un café exprés" nos cuenta Dayana Silva, encargada del café. Aún así, por la popularidad y la alta demanda, los obligó a expandir la experiencia vivida dentro del local. Hoy se puede disfrutar de buena música, wifi y productos de Oceanía y Europa. Un dato: si quieres llevar la experiencia al límite, come un brownie. No digas que no te lo contamos.

Maldito café

Ya felices después de la primera parada, nos dirigimos a otro punto de la Línea a buscar más café. A la salida de la estación La Moneda, a sólo 5 minutos caminando nos encontramos con un clásico del centro, en la calle Valentín Letelier 1331. El Maldito Buen Café.

El nombre de este lugar nace, según nos cuenta la dueña Betina Morales, de la serie de televisión Twin Peaks. Si has visto la serie, habrás oído la expresión del agente Dale Cooper, que consumía mucho café y que exclamaba en más de una oportunidad "damn good coffe" (Maldito buen café) después de beber su taza.

Granos recién tostados en Santiago y productos importados de Nicaragua y Francia hacen que este más pronto que tarde se convierta en un buen lugar para hacer una pausa a tu día. Dato: Compra un muffin y disfruta los dibujos que harán con la espuma de tu café. Se cuenta que si estás atento, aparece el Tío Metro.

Un forastero en República

Cae la tarde y nos movemos a estación República. Un barrio universitario y vecinal. Al salir, a menos de 300 metros caminando, y en la entrada al Barrio Brasil, encontramos el Café Forastero, en calle Ricardo Cuming #54.

Ahí nos recibe uno de los socios del local, Jacobo Lanzarini. “Queríamos un lugar bacán. Un café de especialidad, con buen servicio y el mejor producto. No queríamos estar en Providencia, Ñuñoa o Las Condes. No queríamos ser centralizados” nos comenta el dueño de la cafetería. Y así, lograron instalar un local en un barrio que se destaca gastronomía. “buscamos que la gente entienda el proceso del café, sus métodos y sus técnicas. Queremos cercanía con el café”, agrega Lanzarini.

Y, ¿por qué el nombre Café Forastero? Nos cuenta que el café es un producto no originario de Chile y que uno de los bebestibles más consumidos a nivel mundial. Que la fruta es especial al momento de prepararla, de consumirla y que es forastera. Además, nos cuenta que los vecinos, profesores, estudiantes y turistas que los frecuentan pasan por un café para llevar, antes de subir al Metro para iniciar el día de la mejor forma posible.

¿Tienes algún dato de café por tu línea? Cuéntanos a través de nuestras redes sociales y conversemos.

¿Quieres conocer estos locales? Contáctalos.